Sabemos que el mensaje de salud es parte de la verdad presente y tiene el propósito de mejorar la calidad de vida de la iglesia, de servir al mundo, y preparar a la iglesia para el encuentro con su Señor.